«Es ampliar nuestro círculo de compasión hacia el resto de los animales»

Por Javier Larrea Formoso

Ismael nació en Sevilla. Desde pequeño hablaba con las vacas. Confiesa que su abuelo estaba orgulloso de que lo siguieran de solo mirarlas. Ya Ismael no es un niño y sin dudas ha crecido en él un auténtico animalista que hoy tenemos la oportunidad de entrevistar para nuestra revista.

¿Ismael cómo nace en ti ese amor por los animales?

Creo que es algo con lo que se nace.

¿Algún recuerdo especial de tu niñez que quieras contarnos?

En mi libro «Animales como tú» explico algunos recuerdos de mi niñez, como las veces que liberaba a las aves que mi padre cazaba con pegamento. Algo dentro de mí me decía que eso que mi padre hacía no estaba bien.

Lo que no puede faltar nunca es AMOR

¿Por qué crees que hay más afinidad hacia los gatos y los perros? Algo que ocurre hasta con los propios animalistas.

Porque son los animales con los que convivimos, pero yo que convivo con cerdos, vacas, toros, ovejas, cabras, gallinas y demás animales considerados de granja, os puedo asegurar que no hay ninguna diferencia.

Cuando leemos tu libro «Animales como tú» nos encontramos con Samuel que es un toro que ha llegado a ser parte de tus amigos – como lo catalogas- ¿Podrías hablarnos un poco más de Samuel? ¿Cómo fue esa conexión entre ustedes?

A Samuel lo rescatamos cuando tenía unos días de vida de una granja lechera. Su destino era el matadero porque en la industria de la leche los que nacen machos van directamente al matadero porque no producen leche y no pueden ser explotados. Las vacas son inseminadas cada año artificialmente para que tengan un bebé, porque solo dan leche si paren, como ocurre también con las humanas, que solo dan leche al parir y así alimentar a su bebé. Nada más nacer el ternero o ternera, se los quitan y los encierran en una jaulas apartadas de sus madres para que no se beban la leche con la que van a comercializar.

Como Samuel estaba tan enfermo cuando nos lo cedieron, pasé muchas noches durmiendo a su lado y se crió como se cría a un hijo, con todo el amor del mundo. Yo aprendí a entenderlo y él a comunicarse con nosotros, y ese vínculo tan fuerte lo veían nuestros seguidores a través de las redes sociales. Fue el mejor amigo que he tenido en toda mi vida, y ya casi tengo 42 años.

¿Crees que Samuel sea un ejemplo claro de que todos los animales pueden llegar a ser animales afectivos y no solo el gato y el perro?

Yo incluso afirmo que más que los perros o los gatos con los que convivimos. Hay estudios que demuestran que el vínculo que puede llegar a tener una vaca con su hijo, es mayor que el que pueda llegar a tener una humana con el suyo. Los vínculos afectivos que establecen las vacas y los toros son muy fuertes y permanecen para toda la vida por mucho tiempo que pasen sin verse.

¿Cómo es el trato legal en España de las peleas de perros y las peleas de gallos?

En España hay mucha falsedad con la defensa de los animales, estamos en el 2021 y sigue siendo la fiesta nacional las corridas de toros, eso ya nos define como país. En muchos sitios se sigue haciendo peleas de perros y de gallos aunque están prohibidas, pero tampoco es algo que se persiga mucho, ya que no existe ninguna figura que se dedique a perseguir el maltrato animal. Cuando llamas a las administraciones se pasan la pelota de unos a otros.

Un día hice una promesa a una vaca, que dedicaría mi vida a salvarlos

Muchos animalistas cubanos seguimos tu trabajo. Tu Santuario Gaia ha logrado rescatar a más de 1.500 animales en ocho años. Una cifra increíble, teniendo en cuenta que se trata en su mayoría de animales de granja ¿Qué recomendarías a los animalistas cubanos que deseen seguir tus pasos? ¿Cómo crear un Santuario? ¿Cómo lograr ese sueño? ¿Qué no puede faltar?

Lo que no puede faltar nunca es AMOR. Aunque suene muy cursi, es así, solo si haces esto desde el AMOR, se seguirá adelante pase lo que pase. Realmente recomiendo la lectura de mi libro a todas esas personas que quieran seguir mis pasos, porque en él verán todas las dificultades por las que he pasado hasta llegar a donde estamos, nada fácil, y se requiere constancia y mucha fuerza.

¿Cómo es un día común de Ismael López Dobarganes?

Cada día es totalmente diferente, ya que son muchas cosas de la que estar pendientes para llevar una Fundación como Gaia. Que no falte ayuda económica para atender bien a todos los animales, visitas veterinarias, alimentación, construcciones, tener las redes sociales al día porque es nuestra ventana al mundo, entrevistas, reuniones, gestiones administrativas, etc… Y a todo el trabajo que tengo con el Santuario, se le ha sumado el trabajo que tengo ahora como escritor, algo que me tengo que tomar muy en serio, ya que con el libro hemos visto que las personas que se lo leen, cambian sus vidas, y es una manera más de cambiar el mundo y ayudar a los animales.

En Cuba hay muchos protectores, activistas y animalistas que rescatan perros y gatos enfermos, accidentados o abandonados en las calles de nuestro país donde el índice de maltrato animal es muy elevado…pero no existen rescates de animales de granja por las limitaciones económicas y legales. Los pocos recursos de los rescatistas se centralizan en crear refugios de perros y gatos de manera independiente sin apoyo gubernamental. No existen santuarios en Cuba ¿Te gustaría en algún momento compartir con animalistas cubanos tu experiencia? ¿Sería posible crear el primer Santuario de Animales cubanos con tu apoyo y experiencia?¿Qué crees?

Se me ha puesto la piel de gallina, ¡eso sería fantástico!, por supuesto que ayudaría. Un día hice una promesa a una vaca, que dedicaría mi vida a salvarlos, así que cualquier cosa que pueda hacer para ayudarlos, lo haré con mucha ilusión.

¿Tienes algunos consejos que quieras brindar de cómo sostener un proyecto tan grande como el tuyo? Teniendo en cuenta que estuve investigando y tu Santuario no cuenta con apoyo gubernamental, algo parecido a lo que sucede en nuestro país.

Por desgracia en España hay ayudas económicas para la tauromaquia y la caza, pero para proyectos como el mío, no hay absolutamente ningún tipo de ayuda. Mi consejo es ser transparentes y muy sinceros siempre, contar las cosas tal como son. Cuando la gente ve que haces lo imposible por ayudar a los animales, colaboran.

¿Cómo llegas a ser vegano?

Yo me hice vegano en el 2009. Fui a una manifestación antitaurina delante de una plaza de toros, y una mujer mayor que iba a entrar a ver la corrida, se vino hacia mí y me dijo: Tú mucho defender a los toros pero bien que te comes a las vacas. Y tenía razón esa mujer, así que no supe que contestarle y entré en una crisis durante varios días que terminó tomando la decisión de hacerme vegano.

¿Qué recomiendas a quienes desean llegar a serlo ¿Se trata de una meta escalonada o se puede lograr de un día para otro?

Creo que lo importante es querer cambiar y no contribuir con el maltrato, sufrimiento y muerte de los demás animales. Hay personas que al leerse mi libro se han hecho veganas de un día para otro, yo necesité un poco de más tiempo. Cada persona tiene su proceso, lo importante es empezar y saber a donde se quiere llegar para ayudar a los animales.

¿Conoce Ismael el trabajo de los activistas y animalistas cubanos?

Sí, gracias a las redes sociales estoy bastante informado, ya que tengo lazos familiares en Cuba, que huyeron ahí de la dictadura franquista cuando la Guerra Civil Española.

En Cuba se viene abogando hace más de 30 años en pos de los derechos de los animales, para que el Estado aprobara por primera vez una legislación que ampara a todos los animales. Gracias a la presión social ejercida de la genuina ciudadanía se pudo lograr su aprobación el pasado 26 de febrero, lo que ha constituido toda una fiesta nacional a pesar de que aún se desconoce su contenido y que entrará en vigor a los 90 días de su publicación en Gaceta ¿Qué no puede faltar a tu consideración en una norma de este tipo?

Que sean considerados seres sintientes, porque al ser considerados así, que es la verdad, pues se dejarán de utilizar en espectáculos, para venderlos, en experimentación, vestimenta y un largo etc. En el 2021 no deberían existir los circos con animales, zoos ni acuarios que son cárceles para animales. Los gobiernos deben tomarse muy enserio la problemática del abandono, y eso solo se solucionará si se dejan de vender animales como objetos, y quien quiera que en su familia forme parte un perro o gato, que sea adoptado, nunca comprado. Y por supuesto, el sacrificio 0 y la prohibición de la caza, ya que hay alternativas más éticas al control poblacional como las vacunas anticonceptivas.

¿Los animales españoles cuentan con protección legal? ¿Cómo es en la práctica estas leyes? ¿Se hacen cumplir?

En España las leyes de protección animal varían por regiones. Por ejemplo, en Catalunya están prohibidas las corridas de toros y los circos con animales, pero en el resto de España no. Nos queda mucho camino por recorrer, pero como pasa siempre, la sociedad va por delante que los políticos que nos gobiernan, que solo miran por sus intereses. Si realmente tuviéramos políticos que piensen en el pueblo, ya estaría elaborada una buena ley de protección animal, aquí estamos a la cola de Europa, y lo que no entiendo, es como Europa permite esto a España.

¿Cómo podrían los cubanos leer tu libro teniendo en cuenta las limitaciones que existen en el internet y el difícil acceso a plataformas de pago? ¿Tienes pensado en algún momento presentar tu libro en Cuba en alguna Feria Internacional del libro? ¿Alguna otra vía?

La editorial del libro es Duomo Ediciones y no tiene distribución en Cuba, pero si alguna librería estuviera interesada en venderlo, lo mandarían encantados.

¿Cuál es la importancia de los medios de difusión masiva en llevar un mensaje a las personas de respeto y amor hacia los animales?

Es muy importante para crear conciencia, se trata de un mensaje de amor y empatía, y eso nos hace mejores como especie.

¿Qué mensaje quieres hacer llegar a los cubanos que te siguen desde esta Isla del Caribe?

Nosotros también somos animales, no lo podemos olvidar. Los demás animales también sienten dolor y placer, lo que no queramos que nos hagan a nosotros, no se lo hagamos a ellos. Es ampliar nuestro círculo de compasión hacia el resto de los animales con los que compartimos el planeta.

Los animales no son propiedades o cosas, sino organismos vivientes, sujetos de una vida, que merecen nuestra compasión, respeto, amistad y apoyo.

-Marc Bekoff.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑